Varios se ven presionados día a día en su trabajo al depender de las «metas» a fin de mes y tratando de aumentar las ventas, donde muchas veces, el resultado en comisiones significa incluso un gran porcentaje del sueldo.

Y no solo eso, los periodos malos de ventas conllevan un nivel de estrés bastante alto, que las empresas muchas veces no saben manejar y, por el contrario, empiezan a presionar más y más.

Trabajé en bancos durante 2 años y algo que recuerdo con mucho detalle es ver a los ejecutivos caminar al baño para desabrochar la camisa y tomar un poco de aire. O también esas reuniones a primera hora de la mañana solo para anunciar cuando debías vender (sin importar como), y los cierres de mes en reuniones de «capacitación» con los gerentes de venta que tratan de «ayudarte» (la mayoría de las veces era reflejar lo mal que te ha ido y presionar un cambio.

Bueno, claramente creo que estamos de acuerdo en que esta no es la forma correcta y está lejos de ser una «buena práctica», pero ¿qué podemos hacer para reducir ese estrés?

Mi respuesta es… Planificación

No hay mucho que hacer si en la tercera semana del mes no tienes nada vendido, independiente de la industria en la que trabajes. Pero te puedes preparar para que eso no ocurra, te voy a dejar algunos consejos que me resultaron y me llevaron a recibir felicitaciones en conjunto con varios premios.

  1. La primera semana realiza una prospección para nuevos clientes
  2. Revisa tu desempeño dos veces al día
  3. Si no puedes conseguir cerrar un negocio pide un referido
  4. Entrena el manejo de las objeciones o los «no» de tus posibles clientes
  5. Trabaja en equipo lo que más puedas

La primera semana realiza una prospección para nuevos clientes

Prospectar nuevos clientes
Prospectar nuevos clientes

Si no tienes un método de cómo hacer este proceso, te dejo el enlace al post donde explico con detalle como poder prospectar nuevos clientes y generar nuevas oportunidades.

Revisa tu desempeño dos veces al día

"Una meta sin un plan es solo un deseo"
«Una meta sin un plan es solo un deseo»

Mucha gente comienza y sigue su mes «al ritmo del tiempo», si estas en el mundo de las ventas; esto es como poner una pistola en tu cabeza y esperar que la bala no esté en la recámara cuando aprietes el gatillo.

Evalúa tu desempeño a medio día, revisa cuantas conexiones nuevas tienes y cuantas acciones te quedan por realizar, empieza a ponerte nuevas metas todas las semanas, si la semana pasada contactaste a 10 nuevos posibles clientes por la mañana, trata de hacer 11 para esta semana.

Por la tarde, revisa nuevamente tus números, contrólalos en una hoja de papel o como sea, pero ten presente esos números en tu cabeza, cumple tus nuevos objetivos cada semana y verás como tu productividad empieza a mejorar y las reuniones de ventas cada mañana, ahora pasarán a ser un mero informativo.

Si no puedes conseguir un negocio pide un referido

Referidos
Referidos

Esto es importantísimo, y muy poca gente lo hace. Digamos que el porcentaje de cierre de negocios siempre va a estar asociado a un número cercano al 80%-20%. Una forma de aumentar tus posibilidades de negocios con el trabajo que ya estas realizando es pedir referidos a ese 80% que dice «no estar interesado», es fácil y sencillo, solo debes decirlo, «en pedir no hay engaño», lo peor que puede suceder es que te digan que no.

Entrena el manejo de objeciones o los «no» de tus posibles clientes

"No Gracias"
«No Gracias»

Las decisiones sobre adquisición de nuevos productos o servicios en general pasan por emociones y experiencia de venta. Si la razón es un NO por precio, siempre se puede conversar, si tu potencial cliente debe pedir autorización, ofrécele compañía, si el cliente tiene que pensarlo, pregúntale que parte no quedo clara. La honestidad aquí juega un rol fundamental, mientras más honesta sea la venta, mejor resultados tendrá.

«Cuéntame, yo estoy tan interesado como tú por cerrar este negocio el día de hoy, ¿qué te impide tomar una decisión como esta?» Por ahí va…

Trabaja en equipo lo que más puedas

Trabajo en Equipo
Trabajo en Equipo

Aquí hay un principio básico que pocas veces se asocia con el trabajo en equipo. Tu día tiene horas y tu solo eres uno. Ya sea delegando trabajo o acciones, como apoyándote en el equipo te permitirá multiplicar las horas de tu día, es gente que está ahí con distintos roles por algo, te puede ayudar. Deja de lado el ego de hacer las cosas solo y ponte a trabajar con tu compañero. Al final del día, ganas tú, gana el, gana el negocio.

¿Te hacen sentido estos consejos? ¿Es algo que ocurre en tu trabajo? ¿Hay algún otro punto que quizás sería importante tener en cuenta también?

Te leo en los comentarios.